Indice Alfabético

Menu

Libertad

Significado bĂ­blico de Libertad

Concepto que en la Biblia tiene aspectos positivos y negativos. Por un lado, significa la liberaciĂłn de algo que esclaviza e impide que el hombre goce plenamente de su Creador. El aspecto positivo puntualiza la capacidad del hombre libre para encontrar el gozo de vivir en comuniĂłn con Dios y recibir las bendiciones divinas.

En el Antiguo Testamento, el éxodo es el ejemplo primordial de la libertad. Dios libertó a los israelitas de la esclavitud de Egipto para que pudieran servirle como nación y recibir sus bendiciones (Éx 19.3–7). La libertad de Israel no fue consecuencia del esfuerzo humano, sino de la Obediencia a Dios (Dt 28.1–14).

Por su desobediencia, Israel perdió su libertad en más de una ocasión (Dt 28.15–68; cf. Jue 2.14ss; 3.7ss; 2 R 17.6–23; Am 5).

La esclavitud, tanto nacional como personal, se consideraba como condición transitoria, un castigo o una pena temporal, de la que Dios ofrecía la libertad. A los israelitas que, por razones económicas, se habían vendido al servicio doméstico, no debía tratárseles como simples • Esclavos o como propiedad exclusiva de su amo (Lv 25.44ss).

Debían ser liberados cada séptimo año, en conmemoración del rescate de Israel de la esclavitud egipcia (Dt 15.12ss). (• Jubileo.)

La libertad bíblica es paradójica, puesto que se obtiene únicamente estando esclavizado a Dios y a Cristo. «Mas ahora habéis sido libertados del pecado y hechos siervos [en griego, siervos] de Dios» (Ro 6.22).La libertad en modo alguno implica independencia de Dios, sino aceptación voluntaria de la servidumbre a Él.

La Ăşnica opciĂłn para el que no quiere servir a Dios es servir a las fuerzas del mal.

El poder de Cristo puede libertar al hombre de «pecado para Muerte» (Ro 6.16), de la • Ley (1 Co 15.56), de la «esclavitud de corrupción» (Ro 8.21), del «presente siglo malo» (Gl 1.4), de «toda obra mala» (2 Ti 4.18), de • Tentación (2 P 2.9), de «la potestad de las tinieblas» (Col 1.13), y de «hombres perversos» (2 Ts 3.2).

El cristiano liberado de todas las fuerzas del mal, acepta gustoso ser siervo de Dios (1 P 2.16), siervo de la Justicia (Ro 6.18), siervo de Jesucristo (2 P 1.1) y siervo de la humanidad (1 Co 9.19). Su libertad de la Ley (Ro 6.14) no significa que tenga licencia para convertir su libertad en libertinaje (Ro 6.15). Más bien está «bajo la ley de Cristo» (1 Co 9.21).

Los cristianos deben emplear la libertad responsablemente para servir «por Amor los unos a los otros» (Gl 5.13), porque la ley de amor es la ley de Cristo y la respuesta al evangelio de libertad.

En 1 Co 8–10 se nos enseña que el cristiano goza de libertad en cuanto a cosas prácticas que intrínseca o esencialmente no tienen carácter moral o inmoral, pero debe evitar que esta libertad venga a ser «tropezadero para los débiles» (1 Co 8.9). Pablo afirma que todas las cosas le son lícitas, mas no todas convienen (1 Co 6.21).

Para el cristiano maduro, todas las cosas son puras (Tit 1.15), pero aquel que ha entrado plenamente en esta libertad ha de usarla con responsabilidad para el bienestar de todos los miembros del cuerpo de Cristo. Entre estos hay quienes todavía no pueden usar esta libertad, porque «su Conciencia, siendo débil, se contamina» (1 Co 8.7).

Si un cristiano, por el uso imprudente de su libertad, hiere la conciencia débil de un hermano, comete un pecado contra Cristo (1 Co 8.12).

Implícito en el Ministerio de Cristo, desde su primera autodeclaración en Nazaret (Lc 4.16ss) hasta su victoria sobre la muerte, está el concepto de la total liberación del hombre de todo lo que esclaviza, deshumaniza y limita la realización de su potencial como hombre y cristiano.

Es así como el evangelio, en el grado en que logra liberarse de su bagaje tradicional y cultural, siempre abre brecha en las condiciones sociales que esclavizan a la humanidad y proporciona al cristiano redimido una perspectiva auténticamente libre. «Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres» (Jn 8.36).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp

Diccionario Enciclopédico Cristopedia se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
TĂ©rminos Legales | PolĂ­ticas de privacidad | Cristopedia copyright © 2008 – 2019